Edición del grupo Aurum de Colegio Internacional Sek Alborán de Almerimar, El Ejido

Estás en > Grupos > Portada de Aurum

5 de octubre, Día Mundial del Docente

Mañana es el Día Mundial del docente y por eso hemos entrevistado a D. Javier, nuestro profesor de historia

26.10.2013 - David Pérez

23 votos

Comentarios   5

Logotipo de la Institución Educativa SEK.
Logotipo de la Institución Educativa SEK.

El Día del Docente es una festividad que se celebra alrededor de todo el mundo premiando a todos los maestros, catedráticos y personas que trabajan enseñando. La fecha de este día cambia según los países, pero el Día Mundial del Docente es el 5 de octubre. Es por eso que hemos entrevistado a nuestro profesor de historia para saber su opinión:

-¿Por qué decidiste ser profesor?

-Cuando era estudiante pensaba que el tipo de educación que había era muy masificada, el profesor llegaba, daba su clase, el niño que lo podía seguir lo seguía y el que no ( mi caso) tenía que dar la asignatura por perdida. Siempre he pensado que la educación tiene que ser algo más que eso, en ella, el partícipe más importante debe ser  el alumno y el profesor, un guía.

-¿Qué es lo mejor de su trabajo?

-Tendría que pensarlo, de lo peor se me ocurren muchas cosas, ¿pero de lo mejor? Es a la vez lo mejor y lo peor. Lo mejor  es que siempre trabajas con gente más joven que tú, no te dan tiempo para acomodarte, a diferencia de otros trabajos que siguen una rutina  y al final acabas haciendo las cosas de forma mecanizada; y también es lo peor porque vosotros siempre sois igual de jóvenes, vais pasando de curso, pero vienen más generaciones. Los únicos que envejecemos somos nosotros y nos hacéis sentirnos cada vez más viejos.

-¿Su mejor recuerdo?

-Tengo muy buenos recuerdos desde que estoy aquí. Una cosa que me gusta mucho, aunque no sea un recuerdo, es que cuando llego a clase muchos alumnos me preguntan ¿qué vamos a hacer?, eso me gusta porque los alumnos tienen asumido que la asignatura no se basa en que yo explico, yo copio, yo explico, yo copio; que no es siempre lo mismo. Ese pensamiento que tenéis de que cuando llegáis a clase no sabéis lo que vais a hacer me motiva y funciona.

-¿Qué es lo que más le cuesta en su día a día?

-Lo que más me incomoda es que tengo un perro, que es mi segunda pasión después de dar clase, al que quiero mucho y si pudiera estar más tiempo con él sería más feliz.

-¿La mayor satisfacción de ser profesor?

-Me gusta mucho cuando vosotros, los estudiantes, vais a algún sitio de excursión y sale alguna duda o pregunta, contestáis y se nota que de verdad sabéis de lo estáis hablando. Por ejemplo: el año pasado vino aquí un profesor de educación física y estuvo hablando de un maratón que iba a haber en Almería, preguntó en 1º ESO que quién sabía lo que era un maratón y levantaron la mano treinta o cuarenta niños y le explicaron La Batalla del Maratón, la vida de Temístocles, etc. Me gusta ver que de verdad aprendéis.

-¿Cuál ha sido el mayor castigo que le has puesto a un alumno?

-Yo no soy un profesor que castigue mucho, soy más de regañar y levantar la voz. Vosotros que habéis estado conmigo en los últimos años sabéis que lo más que castigo es quedarse sin patio, pero no creo que los castigos funcionen, me parece más importante que os deis cuenta vosotros mismos de lo que habéis hecho.

-¿Alguna vez ha pensado en dejar su trabajo?

-Todos los días siete u ocho veces, pero eso es algo normal. He trabajado en varias cosas en mi vida: he sido guía turístico, dibujante, operario y profesor; y siempre pienso si de verdad ese es el trabajo en el que quiero estar toda mi vida. Después pienso más fríamente y por ahora considero que estoy bien.

-Si usted dejase su trabajo, ¿en qué trabajaría?

-No sé en qué trabajaría, pero sí sé en qué me gustaría trabajar. Me gustaría trabajar en algo que no tiene nada que ver con mi trabajo actual, me gustaría trabajar en una forja, dedicarme a trabajar el hierro y el acero.

-¿Alguna vez ha sido defraudado por un alumno?

-No por un alumno, pero algunas veces sí por los profesores. Considero que para ser profesor tienes que tener muy claro que estás trabajando con niños y no con adultos. Una cosa que vosotros no tenéis y nosotros sí es el rencor, ya os daréis cuenta con el paso del tiempo, veo profesores que a veces sí tienen ese rencor hacia los niños. Me refiero a que a veces cuando hacéis una trastada, yo me enfado con vosotros, os regaño; y a vosotros a las dos horas se os ha olvidado. Sin embargo, los adultos tenemos la mala costumbre de guardar eso y con el paso del tiempo nos acordamos de que ese alumno fue el que nos hizo la trastada. Creo que cuando uno trabaja con niños tiene que darse cuenta de que los niños no son rencorosos y por tanto, dejar de serlo. 

Comentarios (5)

1

Carmen vargas | 06-10-2013 11:06

Muy buena la entrevista. No sabia tantas cosas de nuestro profe de historia!! Jeje

2

Ramón Luque | 04-10-2013 10:29

Muy buena Dani

3

Jessica | 04-10-2013 09:05

me ha gustado la entrevista esta muy graciosa.

4

Quique | 04-10-2013 09:03

Gran profesor, que tenemos el lujo de compartir el día a día con él.

5

Dani | 04-10-2013 09:01

Muy buena la entrevista, no la había leído, ¿Don Javier forjando? jajaja

Fin del periodo de
participación